La estrategia del caracol


    1. Por Antonio Raúl Oliva Leyva e István Ojeda BelloalisteLuego de vivir 16 años en ella, habiéndola construido en los años difíciles del Período Especial con el dinero enviado por su tío desde los Estados Unidos, a pesar de que allí crió a sus tres hijos, dos varones y una hembra, y se divorciara dos veces; incluso después de haber velado a su padre bajo ese techo, Lucía decidió vender su casa.
      Situada en una céntrica calle, la biplanta de tres cuartos, sala, saleta, cocina, baño y terraza, todo en perfectas condiciones, se vendió a un precio de 14 mil pesos convertibles (CUC). Duró a la venta lo que un dulce en la puerta de un colegio. Ni siquiera tuvo que poner en la fachada de la casa el letrero de “Se vende”. La “ancianita” que la compró incluso estuvo de acuerdo en pagar 2 mil CUC por encima del precio original, dinero también proveniente de las remesas que su hija le mandaba desde los Estados Unidos.

      Un medida necesaria
      Después de 1959 las leyes de la Reforma Urbana convirtió en propietarios a miles de arrendatarios. el Estado asumió la tarea de mejorar el fondo habitacional del país mientras que la permuta era la única forma legal de cambiar de vivienda. Sin embargo las vicisitudes económicas de la nación, sobre todo con el Período especial, mantuvieron en negativo la disponibilidad de viviendas.
      Así lo que en un momento tuvo positivos resultados luego comenzó a ocurrir que en una permuta se “aceleraba” mediante pagos ocultos o se camuflaban la venta a través de matrimonios concertados en los cuales se firmaba la transferencia del título de propiedad y después se divorciaban.
      Sin embargo, la entrada en vigor en noviembre de 2011 del Decreto-Ley 288 permitió que ahora Lucía pudiera hacer con total legalidad la venta de su casa. De hecho todo fue fácil, no hubo muchas complicaciones. La propiedad de su hogar estaba actualizada e inscrita en el Registro de la propiedad. En la Notaría no tuvo que esperar mucho pues con el horario ampliado allí ahora son poco frecuentes los cuellos de botella.
      Entonces lo oculto pasó a ser visible y pulularon los carteles de “Se vende” mientras este incipiente mercado inmobiliario ha encontrado en Internet una manera de promoción. Este Semanario contabilizó al menos cuatro sitios donde se anuncian y promocionan ventas de casas en casi todas las provincias del país, especialmente La Habana y Matanzas y en los cuales se facilita información no solo sobre las características de estas sino también de los trámites legales necesarios.

      La burbuja
      ¿Cómo Lucia determinó que su casa vale 14 mil CUC?. Probablemente haya pensado en las condiciones estructurales de su inmueble o sea: las características propias o los detalles significativos como el poseer garaje, cisterna, servicio regular de agua, patio, placa libre, planta donde se encuentra la casa y, sobre todo, zona de asentamiento.
      En un análisis sobre los problemas históricos de la construcción de viviendas en Cuba el Dr Omar Everleny Pérez Villanueva del Centro de Estudios de la Economía Cubana señalaba al incremento del uso de materiales por unidad construida como una de las causas del encarecimiento del costo de estas.
      Sin embargo la profesora en la Universidad de Las Tunas, María de los Ángeles Utra Hernández, advierte que en el caso de las viviendas, “cuando el precio se establece bajo la regla de oferta y demanda entra a jugar varios factores”. “Entre ellos -explica la Máster en Ciencias de la Facultad de Ciencias económicas de la “Vladimir Ilich Lenin”-esta noción que tengan las personas de qué cosa es el valor de su hogar, el cual no se puede circunscribir únicamente a la parte monetaria sino a cuanto le costó hacerla, en términos de esfuerzo”.
      Desde su punto de vista personal cree que las casas estén sobrevaloradas entre otras razones por la percepción que tenga las personas de por dónde andan los precios; y también “por las fuentes del capital que se está moviendo para esas operaciones especialmente cuando este viene del extranjero, ya bien por concepto de remesas o por los fondos provenientes de los ingresos de los colaboradores”, dice. Además, subraya que la población no tiene una cultura del regateo lo cual no deja mucho margen para la negociación entre comprador y vendedor.

      Taso, vendo o… ¿dono?
      Uno de los momentos más importantes en el proceso de venta es la tasación del inmueble para el cual el propietario debe solicitar los servicios del arquitecto de la comunidad, única persona facultada para realizar dicha operaciones, en las que se tendrán en cuenta: grupo a que pertenece, estado técnico, espacio útil (piso por metro cuadrado), años de construcción, ubicación geográfica, área construida, terreno adicional y otros, características necesarias para determinar el precio básico del inmueble. Así a Lucía el dúo de inspectores de la oficina de trámites de la vivienda le evaluó su vivienda en 9 mil pesos.
      El decreto Ley 288 establece que la compra-venta no puede efectuarse por un precio menor al de la tasación del inmueble, aclarando además que ambas partes tendrán que pagar un impuesto del 4 por ciento por concepto de: transmisión de bienes y herencias para quien compra, y sobre ingresos personales para quien vende. De esta manera el cheque depositado en el banco acreditó la venta de la casa de Lucía por 11 mil pesos, moneda nacional, (unos 440.00 CUC al cambio de CADECA); por tanto el tributo al Estado apenas fue de 440.00 pesos.
      Sin embargo los compradores realmente pagaron 14 mil CUC (350 mil pesos), de haber sido este precio declarado, entonces cada uno hubiera tenido que pagara ¡14 mil pesos! de impuestos, o sea que comprador y vendedor burlaron al Estado por… 13 mil 500 pesos. Técnicamente no violaron la ley, aunque consideraciones de otro tipo podrían haber evaluar el hecho de otra forma.
      También en la zona gris están las donaciones. Algunas estimaciones indican que a nivel nacional entre enero a agosto de 2012 se registraron alrededor de 15 mil transacciones de viviendas, mientras que el número de donaciones de propiedad fue el doble, tendencia similar a la observada en Las Tunas.
      Una realidad de la que, vale decirlo por cierto, han tomado nota las instituciones y ministerios involucrados para, respetando los derechos de las personas, enfrentar estas acciones, legales, pero ilegítimas.
      Mientras tanto, Lucía se mudó con su progenitora. Con parte del dinero de la venta piensa en arreglar un poco la morada materna. Dentro de unos años la preocupación será la casa de sus hijos.
      A veces, cuando se desvela en la noche y su mirada se pierde en un punto indefinido del techo, como un aleph borgiano, piensa en cuánto la naturaleza nos hubiera beneficiado convirtiéndonos en caracoles.

      Anuncios
  • Un pensamiento en “La estrategia del caracol

    1. Sobre: “…piensa en cuánto la naturaleza nos hubiera beneficiado convirtiéndonos en caracoles.”

      Ya la naturaleza pensó también en eso, y se inventó el macao: un animalito que nació sin casa, vive del invento, estafa a los demás y para colmo, cada vez que puede se muda a una casa (concha) mejor.

    Responder

    Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

    Logo de WordPress.com

    Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

    Imagen de Twitter

    Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

    Foto de Facebook

    Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

    Google+ photo

    Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

    Conectando a %s