El abrazo eterno


Chavez 364Inesperadamente, la mañana se entintó de rojo. Entre tantas prendas del color de la sangre y las revoluciones de izquierda, la presencia de Alicia y Jorge, con sus batas inmaculadas de médicos, resaltaba aún más en la loza del aeropuerto del estado de Sucre, en la República Bolivariana de Venezuela. Quizás por esto, o porque ese día de finales de noviembre del 2008, el destino estaba un poco más complaciente que lo habitual, emergió entre la multitud una mano perteneciente a un hombre nacido en Sabaneta, hijo de Hugo de los Reyes y Elena Frías, quien les pidió que se acercaran.

Por supuesto que la extremidad correspondía al presidente Hugo Chávez. Tal vez por instinto; o porque nunca se hubieran imaginado que entre la muchedumbre reunida alguien se fijara precisamente en ellos, su primera reacción fue mirar hacia atrás, buscando la persona a quien estaba dirigida la señal. Un nuevo ademán les confirmó que eran ellos los destinatarios de la invitación.

Casi sin tiempo de reaccionar, sin aquilatar en su totalidad el peso de ese instante, fueron hasta él. “¿Médicos cubanos?”, les preguntó al llegar. Al obtener la confirmación, los abrazó y dio vivas a Fidel. Con la confianza y el interés de un viejo amigo, indagó por sus familias, su estado de salud, las condiciones de vida. “Qué le haces falta, médicos”, no cesaba de preguntarles. Mientras esto ocurría, les echó a cada uno el brazo por el hombro. Fue así como uno de los fotógrafos captó ese instante; lo eternizaría para, como toda fotografía, convertirse en una prueba palpable de que la vida está llena de pequeños momentos de gran significado, una sucesión de oportunidades para sobrevivir.

Juntos, abordaron el vehículo de la caravana presidencial. Chávez le pidió a Alicia que le tomara la presión a dos de sus acompañantes; uno de ellos, un hombre desgarbado, de tez blanca, rostro afilado sin afeitar y ojos de niño, que en un afectado español le diera las gracias. Cuando indagó quién era su paciente, vinieron a su mente las noches de sábado en su casa, cuando en los créditos de alguna película norteamericana había visto el mismo nombre, el que ahora tomaba forma. Realmente, Sean Penn era más hermoso en persona que en cámara. A su lado, el no menos reconocido director estadounidense Oliver Stone. Decididamente, ese día el destino había cobrado.

El viaje y el diálogo transcurrieron con esa fluida rapidez y extraña densidad que caracteriza los grandes momentos. En uno de ellos, el presidente venezolano le brindó café a Alicia, y ante la devolución de la oferta por parte de ella, le dijo jovialmente: “Doctora, no se va a poner más negra por tomar café”, lo que arrancó rizas a los presentes.

En otro, ambos fueron testigos del diálogo de Chávez con un periodista norteamericano, en el que se abordaron temas importantes, como su opinión sobre el presidente norteamericano Barack Obama. Estuvieron junto a él durante todo el recorrido, que incluyó la visita e inauguración de un acueducto y un masivo acto con la población de Cumaná.

La despedida se produjo durante la noche, en el mismo aeropuerto donde se había iniciado esta historia.

Alicia, especialista en medicina interna, pasó 8 años en la tierra de Bolívar, desde el 2003. Anteriormente, había cumplido misión en Gambia, en el continente africano. En estos momentos, trabaja en el policlínico Manuel “Piti” Fajardo, de la ciudad de Las Tunas.

Jorge, licenciado en enfermería, actualmente es profesor en la Facultad de Ciencias Médicas de esta provincia.

A veces, sobre los hombros, en el mismo lugar donde el brazo de Hugo Chávez descansara unos breves pero eternos instantes, sienten algo parecido a como si le nacieran alas.Cartel Jorge Venezuela

Anuncios

Un pensamiento en “El abrazo eterno

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s